INTERVENCIÓN EN CRISIS PARA INDIVIDUOS CON ENFERMEDAD MENTAL GRAVE Y PERSISTENTE

 

La primera fase de la terapia incluye la atención a la sintomatología psicótica que interfiere con el procesamiento de la crisis y sus soluciones.

El mejor tratamiento para un episodio psicótico es la medicación.

En las etapas iniciales de la terapia para crisis, el terapeuta debería comenzar a evaluar completamente el funcionamiento del paciente.

Se puede obtener información de parte de los miembros de la familia del paciente, los historiales de los hospitales y los registros de contactos con los servicios sociales, además del propio informe del paciente.

Deberá analizarse por completo el incidente precipitante, e incluir los detalles de lo que paso, quien estuvo implicado y como es que el paciente considera al incidente.

Al evaluar el contenido de la crisis se abarcara el análisis del ambiente social del paciente y el impacto de la crisis sobre las demás personas que sean significativas para él.

 

Realización del contacto psicológico

La meta inicial del contacto psicológico es poner algo de calma a la situación.

En el caso de los pacientes crónicamente enfermos esta meta inicial se complica por la sintomatología que muestran; tienen dificultad para discernir y prestar atención a los estímulos, las alucinaciones auditivas aumentan la confusión, etc.

En todo caso el asistente debe guardar la calma y un comportamiento moderado y su comunicación deberá simple y directa.

Prestar importancia al contacto físico con el paciente, para evitar incrementar el temor y la paranoia.

El asistente no deberá compartir sus propios sentimientos ante la situación, ni presionar al individuo para una mayor expresión emocional.

 

Análisis de las dimensiones del problema

Al definir el problema de un individuo con enfermedad , el asistente debe investigar ¿De quién es este problema? Del individuo  enfermo  o del sistema que lo rodea. En este sentido el orientador deberá enfocar la resolución del problema sobre la persona,  la familia, o sobre ambos.

Puesto que el conflicto cognoscitivo interfiere en la realización del contacto, el  asistente debe plantear preguntas parciales y aisladas, enfocadas al problema actual.

Es importante identificar en la etapa inicial de intervención, que aspectos de la situación necesitan encauzarse ahora y cuales pueden manejarse después.

 

Análisis de posibles soluciones

El asistente debe ayudar al paciente a analizar qué soluciones se han intentado y que fue negativo y que fue positivo en cada uno de estos intentos. Juntos paciente y asistente pueden crear opciones para resolver el problema inmediato.

El mentalmente enfermo debería asumir tanta responsabilidad para la determinación de soluciones como le sea posible.

En otros individuos extremadamente psicóticos y peligrosos, el asistente necesitara ser más directivo o incluso tomar el control por completo de la situación.

 

Ejecución de acción concreta

Se necesita evaluar la capacidad del paciente para formular un plan de acción, y así mismo debe llegar a una decisión con respecto a la capacidad del paciente para actuar en su propio beneficio.

Mientras menos restrictiva y controlada sea la acción, es mejor. Sin embargo, con los individuos altamente mortales o psicóticos, el asistente deberá no inhibirse de realizar y ejecutar una decisión en beneficio del paciente.

 

Seguimiento

Significa contactar a un paciente con los asistentes que conocen al individuo  y le  han provisto de tratamiento o apoyo en el pasado.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: